Esta entrada de una de las que compone la entrada "Recuerdos de Lisboa" en la que podrás consultar todos los detalles de mi visita a la capital lusa. También encontrarás entradas adicionales para completar la información.

 

Baixa es uno de los barrio de Lisboa que hoy vamos a descubrir. Se trata del barrio más plano de Lisboa, y uno de los que más puntos de interés alberga. 

Antes de comenzar a descubrir la zona, os presento un mapa de la zona con los principales puntos de interés:

El barrio de Baixa es en su mayoría el corazón de Lisboa, y como tal, en él podemos encontrar muchos de los puntos emblemáticos de la ciudad. Desgraciadamente, visitando este barrio solo conoceremos una pequeña parte de Lisboa, ya que como sabréis, es una ciudad de diferencias y contrastes, y podemos pasar de un barrio tradicional de calles estrechas a anchas avenidas con importantes negocios y zonas emergentes. Aún así… ¡vamos a conocer la Baixa!

Vamos a comenzar nuestro paseo por la Baixa en la que es, sin duda alguna, la plaza más conocida de Lisboa: la plaza del Comercio.

Centro de la ciudad, y punto de partida de excursiones por la ciudad. En este punto podemos disfrutar de unas vistas del Tajo que nos muestra su inmensidad al llegar a Lisboa. Podremos tomarnos una foto en el muelle de las Columnas o bajo el arco de la calle Rua Agusta.

Además es un buen punto para tomar el conocidísimo tranvía 28 y recorrer la ciudad. ¡Éste es el tranvía turístico por excelencia!

Desde aquí, podemos dirigirnos por Rua Augusta, hacia el elevador de Santa Justa.

En rua Augusta encontraremos todo tipo de comercios, desde los más tradicionales a la tiendas más modernas que encontramos en todas las ciudades. También es una zona de restauraciíoin muy turísica.

Cuando llegues al elevador de Santa Justa tienes la opción de subir y visitar otro barrio, o bien tomar de nuevo el viaje de vuelta a la Baixa.

Nosotros de momento tomaremos el viaje de vuelva y seguimos descubriendo esta parte de la ciudad, ¿te parece?

Abandonamos Rua Augusta para llegar a una de las zonas más bulliciosas y concurridas de la ciudad. Os hablo de los alrededores de la Plaza de Rossio o Plaza de D. Pedro IV. En esta plaza podremos contemplar la principal estación ferroviaria de Lisboa, la estación de Rossio – foto de abajo a la derecha- así como el teatro de D. Ana Maria II -foto de abajo a la izquierda – y disfrutar quizá de alguna de las funciones que estén en cartelera.

Adyacente a esta plaza, tenemos otra acogedora plaza, la de la Figueira, presidida por una estatua ecuestre del rey D. Juan I de Portugal.

En la calle que une estas dos plazas, tenemos una joya en forma de pastelería: la Confeitaria Nacional. Un negocio de casi dos siglos de antigüedad donde será difícil elegir qué probar y qué dejar para otro momento.

¡Una parada obligatoria!

Por último, nos dirigimos a la gran plaza de la Baixa: la plaza de Restauradores. Una gran plaza con forma de circo romano donde se encuentran los hoteles más lujosos de la ciudad y que sirve de punto de partida para visitar el Bairro Alto, gracias a elevador de la Gloria, o la zona de Liberdade y Marques de Pombal.

¿Por qué no tomarse un café en alguno de estos lujosos hoteles? ¿O quizá una visita al palacio de Foz?

Y ahora que hemos terminado aquí, ¿qué te apetece hacer?

  • Visitar el Bairro Alto y Chiado, disfrutar de sus restaurantes y las panorámicas, 
  • «Saltar» a Alfama, visitar todos sus miradouros y encontrar el secreto del fado, 
  • Seguir paseando por Liberdade y Marques de Pombal, donde la ciudad se abre, 
  • Coger el metro hasta Naçoes y visitar el barrio más moderno de Lisboa, 
  • Merendar en Belém sus famosos pasteles y visitar su famosa torre
  • ¡Enséñamelo todo! ¡No puedo decidirme!
Share This